29 Julio 2014
RSS Facebook Twitter Linkedin Digg Yahoo Delicious

Magisterio prepara movilizaciones contra la nueva curricula educativa

El magisterio iniciará nuevas medidas de presión en rechazo a la nueva currícula educativa y en busca de una mejor jubilación.

 

 

El dirigente de la Federación de Maestros Urbanos de La Paz, René Pardo, señaló que el 27 de marzo iniciarán nuevas medidas de presión en rechazo a la nueva currícula educativa y en busca de una mejor jubilación para el sector.

 

El Ministerio de Educación no planificó nada para implementar los cambios educativos y que se presumía que no habría ningún problema en este tema, sin embargo, la Ley Avelino Siñani y su aplicación, que no evidencia una organización adecuada, ha generando conflictos con el magisterio, con los padres de familia y con los propios estudiantes, debido a que la distribución de la nueva estructura escolar no tiene un reglamento adecuado.

 

No existe un reglamento, dijo, que ordene qué cursos pasarán a ser parte de secundaria, con qué infraestructura contarán y dónde trabajarán los maestros, “es una total improvisación la etapa de aplicación, para la cual el Ministerio de Educación no planificó nada, en esa medida están afectando a todos los que conforman el sistema educativo del país”, sostuvo.

 

La aplicación de esta medida está dejando a muchos maestros sin su fuente de trabajo, porque se lo debe reubicar, pero no hay tal reubicación en otros casos se les está rebajando su carga horaria, eso significa una disminución en su salario y se los traslada a otros establecimientos, “por tanto su situación laboral es incierta no sólo en el caso de los maestros sino también en el caso de los regentes, secretarias y porteros, a consecuencia del reordenamiento administrativo que se está aplicando”, señaló.

 

Otro de los temas que preocupa al magisterio paceño es el económico salarial, ya que el Gobierno adelantó un aumento para el sector del 5 por ciento que no soluciona el alza del costo de vida, “por esa situación exigimos el incremento salarial acorde a la canasta familiar y con escala móvil, para contrarrestar la subida en los precios”, aseveró.

 

"También tenemos el problema de las rentas bajas que les paga a los jubilados del magisterio, los profesores que han cumplido con los requisitos no pueden jubilarse, porque estas rentas son bajísimas y nadie quiere jubilarse con 800, 900 o 1.000 bolivianos”, afirmó.

 

 

Remarcó que el Gobierno está incumpliendo un convenio que firmó con relación a la nivelación salarial, entre el magisterio urbano y el rural, sin embargo, hasta la fecha no lo hizo. "El trabajo es el mismo, la única diferencia es que ellos pasan clases en el área rural y nosotros en la urbana, no hay el pago del bono de zona a los maestros que trabajan en provincia".